jueves, 20 de diciembre de 2018

Las principales intoxicaciones ocurridas en el departamento de Antioquia, asesoradas por CIEMTO

Sara Margarita Lastra Bello
Médico, MSc en Toxicología, Esp. Adicciones
Unidad de Teletoxicologia/Telefarmacología



Las intoxicaciones son un problema importante de salud pública mundial. De acuerdo con la OMS para el 2016 los DALYs definidos como una medida de carga global de la enfermedad expresado en número de años de vida perdidos ya sea por muerte prematura, o número de años perdidos vividos en discapacidad o enfermedad; en la cual para las intoxicaciones accidentales tanto en hombres como en mujeres fue de 6.268.554 años perdidos a nivel mundial. Lo que refleja que mundialmente por intoxicaciones accidentales se pierden millones de años funcionales sea por muerte o por discapacidad.

En el estudio de Restrepo y Buendía. 2018; se estimó que la carga global de enfermedad y muerte prematura en el departamento de Antioquia atribuidas a intoxicaciones con el herbicida Paraquat fue de 53.4 DALYs por 100000 habitantes.

En Colombia se han presentado situaciones de intoxicaciones relacionadas con diversos focos de contaminación, que conllevaron a la muerte de muchas personas destacándose las intoxicaciones masivas por consumo accidental de plaguicidas organofosforados en Chiquinquirá en 1967, que dio lugar al nacimiento de la enseñanza de la toxicología en el país, Puerto López en 1970, y Pasto en 1977.

Según el Instituto Nacional de Salud de Colombia, en el 2017 las intoxicaciones por medicamentos, sustancias psicoactivas y plaguicidas fueron las más relevantes, alcanzando en conjunto un 79,2% de la notificación del evento. En cuanto al número de casos, las entidades territoriales de Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Caldas, Nariño y Cundinamarca en su orden cuentan con la mayor notificación de casos al SIVIGILA.

De acuerdo con la OMS, a través del Programa Internacional de Seguridad de las Sustancias Químicas, se requiere la conformación de centros toxicológicos en varios países de Latinoamérica para brindar asesoría y asistencia sobre prevención, diagnóstico y gestión de las intoxicaciones, los cuales como mínimo deben garantizar un servicio oportuno de información.

Es por esto por lo que en Antioquia tras detectar las necesidades del sector nace CIEMTO en diciembre de 2014, para crear soluciones innovadoras con valor agregado que permita optimizar los tratamientos, garantizar la seguridad de los pacientes y favorecer el uso racional de múltiples sustancias.

Parte de estas funciones de prevención está no solo en la atención para la acción sino también en la divulgación de resultados de forma pública y accesible a toda comunidad. Y el departamento de Antioquia es uno de nuestros epicentros de acción.

Desde el desarrollo tecnológico de CIEMTO se han asesorado para el departamento de Antioquia 5424 casos. De los cuales 5247 (96 %) fueron consultas para asesoría en intoxicaciones cuyas 5 principales causas se mencionan en orden: medicamentos, plaguicidas, animales ponzoñosos, mezcla de varias sustancias y sustancias psicoactivas (fig. 1). Igualmente, desde el punto de vista farmacológico se asesoraron en el departamento un total de 177 casos los cuales la principal causa de consulta fueron las reacciones adversas a medicamentos (fig. 2).

Figura 1. Intoxicaciones asesoradas por CIEMTO de acuerdo con el grupo de sustancia para Antioquia



Figura 2. Consultas farmacológicas asesoradas por CIEMTO para Antioquia



1. Grupo de sustancia Medicamentos: Los medicamentos más comúnmente involucrados en las intoxicaciones fueron Acetaminofén, que es de venta libre, lo que facilita el acceso para cometer intoxicaciones intencionales, o para la autoformulación, psicofármacos tipo amitriptilina, Sertralina, Zopiclona, los cuales aunque requieren receta médica para ser dispensados, inexplicablemente hay acceso directo a ellos por parte de la población y analgésicos de prescripción tipo opioides como el tramadol.

2. Grupo de sustancia Plaguicidas: Los plaguicidas que mas generaron casos de asesorías en CIEMTO en orden de mayor a menor incidencia fueron: Organofosforados, Fluoroacetato de sodio, Fipronil, Paraquat, Glifosato, Rodenticidas cumarínicos, Carbamatos, Piretrinas y Amitraz. Casi todos estos a excepción de los piretroides y los cumarínicos están restringidos para ser usados dentro de los hogares, esta ha sido una de las causas por las cuales nuestros pacientes han llegado a intoxicarse, por el uso inadecuado de estos agroquímicos.

3. Grupo de sustancia Animales ponzoñosos: El tercer puesto en grupo de sustancias asesoradas fueron los animales ponzoñosos, los cuales el 50% de los casos ocurrieron por accidentes ofídicos, seguidos de picaduras por escorpiones y mordeduras por arañas. En Colombia, a excepción del ofidismo, las demás no son eventos de notificación obligatoria, por lo cual al momento de comparar resultados con datos nacionales, no es posible.

4. Grupo de sustancia Mezcla de varias: La mayoría predominaron el uso de medicamentos para combinarlas con otras de categoría diferente, lo curioso es que aquí también el medicamento que mayormente predominó en estas mezclas fue acetaminofén.

5. Grupo Sustancias psicoactivas: No fue despreciable la cantidad de casos asesorados que involucraron las sustancias psicoactivas, predominando las consultas relacionadas con intoxicaciones debido a combinación de varias drogas de abuso, seguidos de los casos relacionados con: cocaína, etanol y marihuana; sustancias prevalentes en las estadísticas nacionales y mundiales.

Es importe mencionar que, aunque para metanol fueron en el año tan solo 11 casos, cada uno de estos tiene gran repercusión en cuanto a vigilancia epidemiológica en el país, pues un solo caso confirmado se considera un brote y además una alerta de notificación inmediata que debe ser realizado por las unidades primarias generadoras de datos, como hospitales o IPS hacia el SIVIGILA.

Desde el punto de vista de la distribución geográfica de las consultas por intoxicaciones, en las subregiones Valle de Aburrá y Oriente predominaron las intoxicaciones por medicamentos; en las subregiones Urabá, Suroeste, Norte, Magdalena Medio y Bajo Cauca predominaron las intoxicaciones por plaguicidas y en las subregiones Occidente y Nordeste fueron más frecuentes los envenenamientos por animales ponzoñosos. Igualmente fue en la subregión del Valle de Aburrá desde donde se asesoraron 9 de los 11 casos por metanol a lo largo de estos 4 años. Las asesorías relacionadas con sustancias psicoactivas fueron más frecuentes en su orden: Valle de Aburrá, Oriente, Suroeste (fig.3).

Figura 3. Distribución de algunos de los grupos de sustancias por subregiones



Esta distribución por zonas, debe poner en alerta a las autoridades de vigilancia epidemiológica en el departamento para centrar sus acciones de intervención y evaluar los posibles factores de riesgo particulares para cada subregión involucrados.

En CIEMTO las consultas consideradas de farmacología son aquellas en la que el medicamento implicado ha sido ingerido a dosis terapéuticas. En este tipo de consultas predominaron las reacciones adversas por medicamentos, los casos que más llamaron para recibir asesoría fueron en orden de mayor a menor: multivitamínicos fraudulentos, seguidos por eventos con Metoclopramida, antipsicóticos tipo Haloperidol, Metformina, y Amitriptilina. Inclusive los fraudulentos suscitaron la emisión de una alerta nacional por parte del ente regulador de vigilancia en medicamentos y alimentos INVIMA.

A lo largo de estos 4 años en el departamento de Antioquia se han detectado 34 alertas por intoxicación en gestantes y 436 alertas relacionadas con intoxicaciones sucedidas en niños menores de 5 años en su mayoría de tipo accidental. Lo que debe poner atentos a los organismos de vigilancia tanto a nivel de atención inicial como a las autoridades sanitarias para reforzar las actividades de prevención activa de las intoxicaciones dentro del hogar. Pues las secuelas por intoxicación ocurridas en esta población son especiales y de gran interés, ya que estas acarrean un incremento del número de DALYs (es decir la sumatoria del número de años perdidos por muerte prematura o vivir en discapacidad), lo que incrementa el gasto de atención sanitaria.

Estos datos respaldan el valor de un trabajo continuo de la experiencia del centro de información a lo largo de estos cuatro años, ayudando a salvar vidas y protegiendo la integridad de los usuarios al sistema de salud, se espera poder continuar esta labor reforzando aun mas las actividades de prevención en intoxicaciones que se desarrollen en el departamento de Antioquia y que sirvan de modelo para el resto del país.

En caso de sospechar una intoxicación no dude en llamar a su centro de información toxicológico regional para la asesoría del caso. 

Referencias

  1. Prevención y gestión de las intoxicaciones. https://www.who.int/ipcs/poisons/es/. Consultado el 18/12/2018. 
  2. Estadísticas de salud y sistemas de información. https://www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/estimates/en/index1.html. Consultado el 16/12/2018. 
  3. Protocolo de intoxicaciones por sustancias químicas Colombia 2017. https://www.ins.gov.co/buscadoreventos/Informesdeevento/INTOXICACIONES%202017.pdf. Consultado el 17/12/2018. 
  4. Restrepo G y Buendía J. Estimación de la carga de enfermedad de las intoxicaciones por Paraquat en el departamento de Antioquia en el periodo 2010-2016. Tesis. 2018 
  5. Informe anual 2016 del Sistema Nacional de Datos de Envenenamiento (NPDS) de la Asociación Americana de Centros de Control de Envenenamientos: 34º Informe Anual. Clin Toxicol (Phila). Diciembre de 2017; 55 (10): 1072-1252. 
  6. CIEMTO. http://ciemto.medicinaudea.co/. Consultado el 18/12/2018 
  7. CIEMTO-BLOG. http://ciemto.blogspot.com/. Consultado el 18/12/2018.

miércoles, 19 de diciembre de 2018

Paraquat en el Radio consultorio de la Emisora cultural Universidad de Antioquia

El radio consultorio es un programa radial de la Emisora cultural de la Universidad de Antioquia, en este espacio, especialistas médicos nos hablan de diferentes temas de interés para la comunidad. En esta ocasión tuvimos la fortuna de participar con la presencia del médico Gabriel Jaime Restrepo Chavarriaga, el es especialista en toxicología clínica de la Universidad de Antioquia, allí compartimos nuestro mensaje de la línea CIEMTO y hablamos sobre la clasificación de los tóxicos, nos enfocamos en el Paraquat y los riesgos que este tiene para el organismo. 

Los invitamos a escuchar la entrevista completa para que se entere de los riesgos del Paraquat. 








Gabriel Jaime Restrepo Chavarriaga
Médico especialista en Toxicología Clínica
CIEMTO, Facultad de Medicina
Universidad de Antioquia

martes, 18 de diciembre de 2018

Glutamato monosódico (MSG)

"La industria lo utiliza para potenciar el sabor en alimentos tales como comida china, sopas instantáneas, carnes procesadas y vegetales enlatados." 

Juliana González 
Sara Giraldo 
Catherin Gómez 
Juan Fernando Gaviria 
Maria Angélica García 
Estudiantes de undécimo semestre, UdeA 
Revisado por: Sara Lastra Bello. MSc. Toxicología, Esp. Adicciones 


El glutamato monosódico (MSG, siglas en inglés), es la sal sódica del ácido glutámico o su forma iónica L-glutamato (GLU). Es un aminoácido no esencial, el más abundante de la naturaleza, producido por la fermentación de carbohidratos o generado durante la preparación de estos por la hidrólisis de las proteínas, ya sea por cambios en el pH, por efectos enzimáticos o por calentamiento. Es encontrado naturalmente en lácteos, carnes, pescados, hongos, perejil y espinaca en un porcentaje mínimo. 

El codex Alimentarius lo autoriza acorde con buenas prácticas de fabricación (BPF) como aditivo y potenciador del sabor en las frutas y hortalizas encurtidas. Bajo este precepto la industria lo utiliza para potenciar el sabor en alimentos tales como comida china, sopas instantáneas, carnes procesadas y vegetales enlatados. 
El MSG funciona como un neurotransmisor excitador a nivel del sistema nervioso central (SNC) que puede llegar a transformarse en neurotóxico a concentraciones elevadas produciendo degeneración y muerte neuronal en ciertas regiones cerebrales. Además, provoca una alteración en los umbrales de saciedad al interferir con la hormona leptina implicada en el control del apetito, estimulando la señal de saciedad. De esta manera, al mantenerse el consumo elevado de estos productos a lo largo del tiempo puede conllevar a un aumento considerable de peso. 



Los alimentos que contienen este compuesto se han reconocido por su sabor “umami”, palabra japonesa que significa “sabroso”. El MSG como tal no produce el sabor, sino, el que está presente en la comida activa los receptores de glutamato de las papilas gustativas, lo cual transmite señales específicas al cerebro causando el sabor característico, provocando hiperfagia y aumento del consumo de energía. 

El glutamato es un neurotransmisor endógeno cuya excitotoxicidad está vinculada a la estimulación de receptores ionotrópicos (los cuales son asociaciones de proteínas que forman un canal iónico a través de la membrana celular permitiendo el paso de iones que dará lugar a la generación de una corriente eléctrica). La neurotoxicidad inducida por la sobreexcitación de estos receptores glutaminérgicos ha sido relacionada con diversas enfermedades degenerativas, así como la ingestión excesiva de glutamato bajo la forma de sales monosódicas. 

Por otro lado, estudios en animales sugieren que el uso de MSG en alimentos puede estar relacionado con el sobrepeso y la obesidad. Se han sugerido varias etiologías: 
  1. Alteración de mecanismos reguladores del metabolismo de las grasas. 
  2. Destrucción de hormonas hipotalámicas que pueden causar una disfunción neuroendocrina. 
  3. Afección de mecanismos reguladores del apetito, pues se ha asociado con la producción excesiva de leptina. 
  4. Disrregulación de la adipsina (enzima producida en el tejido adiposo), causando un cambio en la composición del cuerpo. 
El MSG en algunas personas induce hiperexcitabilidad y en ocasiones puede llegar a producir crisis convulsivas, a estos efectos se les conoce como el “síndrome de restaurante chino”, aunque dichos efectos secundarios se presentan sólo en personas con alta susceptibilidad convulsiva o patología neurológica de base. 

Aunque este aditivo es muy utilizado, la FDA ha recibido reportes ocasionales sobre eventos adversos. El síndrome del restaurante chino aparece típicamente de 1 a 14 horas después de la ingestión. Los síntomas informados incluyen dolor de cabeza, mialgias o dolor muscular, dolor de espalda, dolor de cuello, náuseas, sudoración, hormigueo, enrojecimiento, palpitaciones y pesadez en el pecho. Se han reportado casos de niños con escalofríos, irritabilidad, gritos y delirio. Se cree que el mecanismo de estas reacciones se deba a una sensibilidad exagerada a este compuesto, que se metaboliza después de la ingestión de glutamato. Por tanto, ante estos síntomas es mejor buscar asistencia médica y preferiblemente evitar el consumo de alimentos con MSG. 

Aunque la FDA expresa que es un compuesto seguro para la población general y que se necesitan más estudios que puedan explicar sus posibles efectos deletéreos, se debe reevaluar su uso en los alimentos de uso cotidiano, debido a la epidemia creciente de obesidad y consiguiente morbimortalidad de las personas. 

Referencias

  1. Albarracín S., et al. L-Glutamato: un aminoácido clave para las funciones sensoriales y metabólicas. Archivos latinoamericanos de nutrición. Órgano oficial de la sociedad latinoamericana de nutrición. Vol. 66 Nº 2, 2016. Consultado en: Octubre 7 de 2018. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/pdf/alan/v66n2/art02.pdf
  2. Beas C. El glutamato: de nutriente cerebral a neurotóxico. Revista de la academia mexicana de ciencias. Julio - Septiembre de 2005. Consultado en: Octubre 7 de 2018. Disponible en: https://www.revistaciencia.amc.edu.mx/images/revista/56_3/glutamato.pdf
  3. Carbonero, M. Glutamato monosódico “la trampa de los alimentos sabrosos.” Instituto de Ciencias de la Conducta de Sevilla. Consultado en: Octubre 7 de 2018. Disponible en: http://www.tcasevilla.com/archivos/glutamato_monosodico_y_obesidad.pdf
  4. He K, Zhao L, Daviglus ML, et al. Association of monosodium glutamate intake with overweight in Chinese adults: the INTERMAP Study. 2008;16(8):1875-1880. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2610632/
  5. Mayo clinic. Monosodium glutamate: it it harmful? 20 Mayo 2018. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/expert-answers/monosodium-glutamate/faq-20058196
  6. MSG: more than a food additive. 28 Julio 2017. Recuperado de https://www.medicalnewstoday.com/articles/318589.php
  7. Sarquis A, Mahieu S. Efecto del Glutamato Monosódico (GMS) sobre la adiposidad visceral en ratas en crecimiento con dietas enriquecidas con GMS. Laboratorio de Investigaciones Fisiológicas Experimentales (LIFE). Biblioteca Virtual Universidad Nacional del Litoral. Consultado en: Octubre 7 de 2018. Disponible en: http://bibliotecavirtual.unl.edu.ar:8080/colecciones/bitstream/handle/123456789/8077/3.2.7.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  8. Ronald A Simon, MD. Allergic and asthmatic reactions to food additives. UpToDate. Consultado: octubre 7 de 2018. disponible en: https://aplicacionesbiblioteca.udea.edu.co:3925/contents/allergic-and-asthmatic-reactions-to-food-additives?search=glutamato%20monos%C3%B3dico%20definicion&source=search_result&selectedTitle=1~16&usage_type=default&display_rank=1