martes, 20 de febrero de 2018

Automedicarse con acetaminofén podría dañar tus riñones


Nefrotoxicidad por Acetaminofén


Sara Lastra Bello 
Toxicóloga de la Unidad de Telesalud - CIEMTO

Ana María Montes
Estudiante de internado Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia

El acetaminofén también llamado paracetamol es el analgésico y antipirético más involucrado en intoxicaciones debidas a medicamentos. (1)

Al ser un medicamento de venta libre y a bajo costo; se ha facilitado la automedicación; con el riesgo de causar intoxicaciones.

Las sobredosis por acetaminofén pueden suceder por varias causas: la gran mayoría de estas son de origen intencional, pero en niños suceden principalmente por causas accidentales. 

Para algunos médicos, las nuevas concentraciones del principio activo de las presentaciones orales dirigidas a la población infantil, ha hecho más complejo el cálculo de las dosis; y además ciertos padres o cuidadores quienes suelen automedicar a sus hijos, piensan que estas nuevas presentaciones se dosifican igual que las habituales ocasionando cuadros de intoxicaciones.

Las consecuencias debidas a la intoxicación por acetaminofén han sido ampliamente estudiadas, sobre todo por el riesgo de causar daño en el hígado (hepatotoxicidad), cuyos síntomas se caracterizan por náuseas, vómitos, sudoración excesiva, dolor abdominal, coloración amarillenta en los ojos y piel, y complicaciones neurológicas, renales y de la sangre. Sin embargo, han sido menos estudiados en la literatura médica, los daños que pueden ocasionar las intoxicaciones por acetaminofén en otros órganos.

Se estima que 1 a 2 % de niños y adolescentes que tienen sobredosis de este fármaco podrían tener alteración en el funcionamiento de los riñones (nefrotoxicidad) de forma aislada o posterior al daño hepático. La nefrotoxicidad es una complicación poco común; esta se presenta a los siete días de la sobreingesta del medicamento y el pronóstico inicial se calcula teniendo en cuenta la concentración del medicamento en la sangre. (2)
El origen de esta presentación clínica atípica no es claro, pero existen algunas teorías sobre el mecanismo de daño relacionado con el papel que juega el riñón como órgano dinámico requerido para el equilibrio y excreción de productos de desecho del cuerpo. La sustancia toxica producto de la intoxicación por este medicamento se llama NAPQI [ N-acetil-p-benzoquinona imina]; que al ser filtrada en el riñón induce al desgaste excesivo de sustancias antioxidantes protectoras para los órganos, generando un aumento en la sangre de urea y creatinina (productos de desecho del organismo), situación que describe la dificultad del riñón para limpiar la sangre. (3)

Cuando la intoxicación por acetaminofén ocasiona hepatotoxicidad es manejado con el fármaco N- acetilcisteina pero no se conoce claramente el papel de este como protector cuando se induce a un daño renal por sobredosis de acetaminofén; y los tratamientos propuestos hasta el momento no tienen respaldo científico.

Es por esto importante aconsejar la no automedicación con ningún fármaco, y en caso de una sobredosis no intencional o deliberada consultar al médico y recibir asesoría por expertos de un centro de información de medicamentos y tóxicos - CIEMTO 3003038000.

Bibliografía:

  1. Zuluaga A, Lastra-Bello S, Peña-Acevedo L, Montoya-Giraldo M. CIEMTO: the new drug and poison research and information center in Medellín, Colombia. Clin Toxicol (Phila. 2017 Agosto; 55(7). 
  2. Mazer M, Perrone J. Acetaminophen-induced nephrotoxicity: pathophysiology, clinical manifestations, and management. Journal of Medical Toxicology. 2008;: p. 2-6.
  3. Prescott LF. Paracetamol Overdosage. Drugs. 1983; 25(3). 

9 comentarios:

  1. Excelente aporte Ani,Exito en tu linda labor.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. mm.interesante deberían los medios darle average a estas situaciones

    ResponderEliminar
  3. Es importante conocer las manifestaciones que se presentarían en una intoxicación aguda por acetaminofén en niños y adolescentes para que así padres o cuidadores puedan reconocerlo a tiempo y acudan de manera pronta la hospital a menudo estas manifestaciones son leves e inespecíficas, pero su rápido reconocimiento puede minimizar la morbilidad y la mortalidad además de la efectividad del antídoto con su rápida administración.
    ● Etapa I (hasta 24 horas): puede no presentar ningún síntoma o náuseas, vómitos y en pacientes con dosis muy grandes malestar general y somnolencia.
    ● Etapa II (24 a 72 horas) - Dolor en la parte superior derecha del abdomen, cambios en exámenes médico que evalúan la función del hígado y en casos muy graves también de los riñones.
    ● Estadio III (72 a 96 horas): En casos muy graves es en esta donde se presentaría la muerte, por eso importante reconocerlas rápidamente.
    ● Etapa IV (4 a 14 días) – Recuperación.
    Por esto es importante no dejar medicamentos cerca al alcance de los niños y por eso estar al cuidado constante de ellos por si se ingiere de manera accidental poder actuar de manera oportuna.

    Basado en UptoDate: articulo: Clinical manifestations and diagnosis of acetaminophen (paracetamol) poisoning in children and adolescents

    ResponderEliminar
  4. Hola Paula gracias por tus importantes aportes, ya que la concepción general de la comunidad es que es un medicamento que al ser de venta libre es inocuo, por esto es importante reconocer a tiempo los signos de alarma tras una sobredosis.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Complementando todo lo anterior, estos son datos importantes a tener en cuenta.

    Dosis tóxica
    7,5 gr en adultos y 150 mg/kg en niños o pacientes de menos de 50 kilogramos.
    Existen factores de riesgo encontrados que hacen más vulnerable a una persona para sufrir la intoxicación: el medicamento es de venta libre, administración frecuente, déficit nutricional, consumo concomitante de medicamentos hepatotoxicos o inductores de la CYP 2E1 (isoniazida, fenobarbital, etc), edad, comorbilidades (Diabetes mellitus, obesidad, alcoholismo), entre otros.

    Tratamiento:
    El antídoto para la intoxicación por acetaminofén es la N-acetilcisteína (NAC) y siempre se debe administrar intrahospitalario con vigilancia médica estrecha.
    En Colombia existen actualmente 2 presentaciones: sobres de 100mg, 200mg, 300mg y 600mg y ampollas para uso intravenoso de 300mg
    Su administración se recomienda en:
    - pacientes quienes hayan ingerido dosis tóxica y preferiblemente hayan pasado menos de 8 horas pos ingesta
    - pacientes sintomáticos posteriores a 8 horas
    - hepatotoxidad manifiesta, ya sea por sintomatología o por elevación de transaminasas
    - pacientes de riesgo: desnutridos, uso concomitante de inductores enzimáticos (fenobarbital, isoniazida, etc.), alcohólicos, entre otros
    - pacientes cuyos niveles de acetaminofén se encuentren por encima de 200 µg/ml a las 4 horas y 30 µg/ml a las 15 horas.


    Realizado por:
    Luisa Fernanda Ramírez
    Juan Pablo Ramírez
    Angelica Restrepo

    Tomado de:
    Protocolos de manejo del paciente intoxicado. 2° edición. 2017.

    ResponderEliminar
  7. En los niños las intoxicaciones ocurren de manera accidental cuando estos ingieren frascos con jarabes que contienen el medicamento. Por ello es de suma importancia que en el hogar se tomen las medidas necesarias para evitar estos accidentes. Los padres y cuidadores de nuestros niños deben adherirse estrictamente a las prescripciones dadas por los médicos, para no exceder la dosis y alcanzar dosis tóxica. Se debe tener claro la presentación de acetaminofén o jarabes que contengan acetaminofén asociados a otros medicamentos, dado que hay diversas presentaciones en el mercado con diferente concentración.

    La hepatotoxicidad en la intoxicación por acetaminofén ha sido bastamente estudiada, y el tratamiento con N- Acetilcisteína es efectivo para prevenir el daño hepático o para prevenir el desarrollo de una lesión hepática ya instaurada. Pero como bien dice el artículo, el mecanismo que induce la nefrotoxicidad no es bien conocido, y hasta el 2% de las personas con intoxicación por acetaminofén presentarán lesiones renales, y esto presuntamente debido a la alta demanda funcional del riñón al tener que filtrar la sustancia tóxica producto de la intoxicación del acetaminofén, denominada NAPQI.

    Cuando en el hogar, guardería u otros lugares se sospeche que el niño ha ingerido contenido de un frasco con acetaminofén, no estimemos el volumen en base a suposiciones, no nos apresuremos a calcular la dosis total ingerida y mucho menos tomemos una conducta expectante; lo ideal es trasladar al niño a un centro asistencial para que allí sean los profesionales de la salud los que tomen las conductas más apropiadas. Todo ello en pro del bienestar de nuestros niños.

    ResponderEliminar
  8. Hola Sadam. gracias por tu aporte al blog. La automedicación y la subestimación de riesgos por desconocimiento o por negligencia, son factores fundamentales para que estos casos se presenten

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario!