lunes, 15 de octubre de 2018

Uso de plantas medicinales en psiquiatría

Sofia Zapata 
Carolina Zapata 
Melissa Zuluaga 
Juan Zuluaga 
Estudiantes de 11° semestre de Medicina. Universidad de Antioquia 
Revisado por: Sara Lastra Bello
MSc. Toxicologia. Esp. Adicciones – Unidad de Telesalud. CIEMTO

Una de las bases principales de la medicina tal y como la conocemos hoy ha sido el conocimiento empírico generado por nuestros ancestros, que viene de la mano con una serie de “conocimientos, aptitudes y prácticas basadas en teorías creencias y experiencias de las diferentes culturas, sean o no explicables, para el mantenimiento de la salud, prevención, diagnóstico, la mejora o el tratamiento de enfermedades físicas o mentales” (OMS). Todo esto ha venido de la mano de las plantas medicinales, que han sido parte importante del desarrollo de la medicina moderna y de la cultura de muchos pueblos como los indígenas. En la actualidad, son ampliamente autoformuladas con la concepción de baja toxicidad y pocos efectos perjudiciales para la salud por ser de origen natural. 

Una de las controversias más grandes que se han generado con el uso de medicamentos alternativos es el hecho de desenvolvernos en un contexto centrado en la llamada “Medicina occidental” que utiliza el método científico y la evidencia como principal herramienta para generar conocimiento, así como la poca investigación que se lleva a cabo con plantas medicinales. Esto tiene efectos importantes a la luz de la cultura, en la que un gran porcentaje de pacientes han buscado, buscan o utilizan productos aportados por la medicina complementaria, independiente de que tengan o no evidencia científica. 

A la falta de evidencia se suma el poco control que se tiene sobre los productos que ingresan al mercado y que son de fácil acceso. En muchas ocasiones no se puede garantizar que lo que llega al consumidor contenga realmente la cantidad del producto que se anuncia en la etiqueta y que por ende se puedan obtener los beneficios por los cuales la persona lo adquirió. 

En la consulta con pacientes de psiquiatría se han identificado algunas plantas de amplio uso especialmente en los adultos mayores, como lo son: el Ginkgo biloba, la Valeriana, el Ginseng y la hierba de San juan. Con la finalidad de disminuir el cansancio, como coadyuvantes en depresiones leves a moderadas o para el insomnio. Si bien, la evidencia científica disponible hasta el momento no es concluyente frente a sus propiedades benéficas, si se han encontrado efectos adversos para la salud en personas con consumo crónico y/o que conjuntamente utilizan otros medicamentos prescritos para sus enfermedades ya sean psiquiátricas o de otra índole. Se debe tener en cuenta que todos los organismos son diferentes; por lo tanto el efecto puede variar de persona a persona. La siguiente tabla relaciona nombres de productos con su uso común y los efectos tóxicos que se pueden presentar: 


A partir de las plantas medicinales se pueden elaborar sustancias homeopáticas, en las que un poco de la sustancia extraída de la planta se diluye en una solución con agua o alcohol. Se han llevado a cabo varios estudios evaluando el efecto de la medicina homeopática en diversas condiciones clínicas, entre ellos el que realizó el Consejo Australiano Nacional de Salud e Investigación Médica, concluyendo que no existe indicación clínica para la cual exista evidencia de que la homeopatía es efectiva. Otro estudio similar fue llevado a cabo por Reino Unido, quienes obtuvieron la misma conclusión. 

La fitoterapia ha sido ampliamente usada de manera empírica para el tratamiento de diversas enfermedades, sin embargo, no existe evidencia suficiente para recomendar su uso, teniendo en cuenta la amplia variedad de efectos adversos, y la falta de control de calidad en la producción. 


BIBLIOGRAFÍA 

  1. Hobbs C. St. John's wort--ancient herbal protector. Pharm Hist 1990. [En línea] Disponible en:https://www.christopherhobbs.com/library/articles-on-herbs-and-health/st-johns-wort-ancient-herbal-protector/. Consultado: 22 de agosto de 2018. 
  2. Asian Ginseng. Office of Dietary Supplements (ODS), National Institutes of Health (NIH). Septiembre de 2016. [En línea] Disponible en: https://nccih.nih.gov/health/asianginseng/ataglance.htm Consultado: 22 de agosto de 2018. 
  3. Ginkgo. Office of Dietary Supplements (ODS), National Institutes of Health (NIH).Septiembre 2016. [En línea] Disponible en: https://nccih.nih.gov/health/ginkgo/ataglance.htm Consultado: 22 de agosto de 2018. 
  4. Valerian. . Office of Dietary Supplements (ODS), National Institutes of Health (NIH).Septiembre 2016. [En línea] Disponible en: https://nccih.nih.gov/health/valerian Consultado: 22 de agosto de 2018. 
  5. ICEX. El sector de Productos Naturales en Colombia. Febrero de 2005. [En línea] Disponible en:https://sioc.minagricultura.gov.co/PlantasAromaticas/Documentos/004%20-%20Documentos%20Competitividad%20Cadena/D.C.%20%E2%80%93%202005%20Febrero%20%E2%80%93%20Bogota%20%E2%80%93%20Notas%20Sectoriales.pdf. Consultado: 22 de agosto de 2018. 
  6. “Nuevo estudio encuentra (otra vez) que la homeopatía no es útil para ninguna condición médica”. Rodriguez C.A. CIEMTO. Octubre 2015.

3 comentarios:

  1. Uno de los inconvenientes del uso de plantas medicinales independientemente de la patología a tratar es los pocos estudios que se tienen comparada con los medicamentos con registros, esto implica que existen riesgos que pueden subestimarse o desconocerse del consumo de las plantas o concomitante de los medicamentos, por ende es importante indagar como personal de la salud o informar como paciente si hay consumo plantas para tomar las precauciones necesarias en la formulación de medicamentos.

    Referencias

    Sanfélix Genovés, J., Palop Larrea, V., Rubio Gomis, E. and Martínez-Mir, I. (2001). Consumo de hierbas medicinales y medicamentos. Atención Primaria, 28(5), pp.311-314.

    ResponderEliminar
  2. Hierba de San juan.
    Conocido como medicamento de origen natural, encontrado en el mercado como OKEY®.

    (ST. JOHN'S WORT EXTRACT 300 MG CÁPSULAS) Contiene extracto pulverizado de hierba de san juan (hypericum perforatum) conteniendo 0,9 mg de hipercina

    Esta planta posee múltiples metabolitos activos entre ellos la hiperforina que es un importante inductor de la isoenzima 3A4 del citocromo P450. Lo que traduce que este tipo de sustancia puede interactuar con otros fármacos empleados en el tratamiento de la depresión y en otras enfermedades, alterando los valores plasmáticos de ciertos medicamentos, como warfarina, ciclosporina, anticonceptivos orales, teofilinas e indinavir, entre otros. Unos de los efectos adversos descritos es la foto sensibilidad, brote esquizofrénico, crisis hipertensiva, despertar prolongado tras la anestesia, cefaleas, vértigos, sequedad de boca y elevación de los valores de tirotropina, entre otros.

    REGISTRO INVIMA 2014M-0015351
    •Estado de registro: vigente
    •Titular:good´n natural manufacturing corp
    •Fecha de aprobación: 2014-10-22
    •En Colombia se cultiva principalmente en Bogotá, Carmen de viboral, la ceja, rio negro.
    •Características importantes para su crecimiento, arena húmeda a una temperatura de entre 0° y 5° C produce una germinación más rápida y homogénea.

    Se recomienda que antes de usar este tipo de sustancias, el usuario se asesore con su médico de confianza, para evitar complicaciones con su salud.

    BIBLIOGRAFÍA.

    Domínguez Jiméne, J., Pleguezuelo Navarro, M., & Guiote Malpartid, S. (2007). Hepatotoxicidad asociada a hipérico (hierba de San Juan). Retrieved from http://www.elsevier.es/es-revista-gastroenterologia-hepatologia-14-articulo-hepatotoxicidad-asociada-hiperico-hierba-san-13097456#affb

    SALUD, M. (2018). CONSULTA DE REGISTROS SANITARIOS DE COLOMBIA. Retrieved from https://www.invima.gov.co/consultas-registros-sanitarios

    ResponderEliminar
  3. La fitoterapia ha sido empleada para mejorar muchos de los síntomas comunes en los síndromes psiquiátricos. Entre los argumentos que la comunidad tiene para su uso están el logro del objetivo en un menor tiempo y con menos efectos adversos. De ese modo, entonces, algunas de la plantas más utilizadas se pueden integrar en 3 grandes grupos:
    - Estimulantes: Ginseng, romero, tomillo, regaliz, té, mate, menta, salvia, albahaca, ajedrea.
    - Sedantes: Valeriana, melisa, lúpulo, lavanda, manzanilla, tila, espino, blanco, hierba Luisa.
    - Antidepresivas: Hipérico, hierba de San Juan.

    Sin embargo, existe una muy limitada evidencia científica en la utilización de estos productos. Dentro de los principales problemas que se han dado al respecto es que en muchos de los estudios no se ha utilizado la clasificación psiquiátrica oficial. En el link de la referencia se encuentra la evidencia individual de algunas de las plantas.

    Referencias:

    - Walter Antonio Sanabria Quirós. Utilización de las plantas medicinales en la práctica psiquiátrica. [En línea]. Disponible en: http://www.binasss.sa.cr/bibliotecas/bhp/cupula/v23n1-2/art3.pdf

    - José Tappe Martínez, MD. Abordaje naturista de los trastornos mentales. [En línea]. Disponible en: http://www.unizar.es/med_naturista/Tratamientos/nervioso/Cuidado%20mental.pdf

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario!