lunes, 15 de octubre de 2018

La automedicación y sus riesgos

Carlos Campiño Jaramillo 
María Cardona Ocampo 
Luisa Cardona Oquendo 
Laura Cardona Zapata 
Juan Castaño García 

Estudiantes de 11° semestre de Medicina. Universidad de Antioquia
Revisado por: Sara Lastra Bello
MSc. Toxicologia. Esp. Adicciones – Unidad de Telesalud. CIEMTO 


“Autorrecetarse representa una conducta que implica un riesgo inminente para la salud 
y que puede ser mínimo o severo, dependiendo del medicamento 
y de la sensibilidad del individuo al mismo”. 
- José Alcalá - 

La automedicación es la utilización de medicamentos sin intervención médica, es decir, el personal médico no realiza el debido análisis de la situación, para realizar el diagnóstico de la enfermedad, formular un tratamiento y realizar un seguimiento, sino que la persona toma medicinas por iniciativa propia.

Tenemos un sistema de salud que en ocasiones nos dificulta el acceso a la consulta médica y aún más, a la valoración por especialistas. También, tenemos inconformidades con los medicamentos que nos ordenan diariamente. “Es que siempre me mandan acetaminofén”, “Yo sé que para eso tengo que tomar ibuprofeno”, “la última vez me sirvió mucho la amoxicilina” comentarios de los pacientes. Esas inconformidades nos han llevado a tomar medidas frente a situaciones que consideramos menores.

En la mayoría de los casos, compramos los medicamentos basándonos en experiencias previas, por consejo de terceros o influenciados por una publicidad, o hasta por pereza de acudir a la aseguradora de salud. Por todo lo anterior, la automedicación se ha convertido en un hábito para nuestra sociedad, desde hace mucho tiempo hemos tratado situaciones “menores” como el dolor, la fiebre, la acidez de estómago, el resfriado, la tos, las alergias y muchas otras cosas, sin la intervención de un médico. Han sido pocas las complicaciones, pero eso no significa que no hayamos estado expuestos a los riesgos de los medicamentos.
Los medicamentos son compuestos que realizan cambios en nuestro organismo, esos cambios deben ir dirigidos a una situación clínica específica, puesto que todos los medicamentos tienen indicaciones, riesgos y efectos adversos, lo que hace que ninguna sustancia sea inofensiva.

El personal médico debe analizar diferentes situaciones en cada paciente para poder determinar el medicamento y la dosis a usar. Por eso es importante que informemos los antecedentes de enfermedades, cirugías, alergias, complicaciones y consumo de sustancias al momento de la consulta; para asegurar que el médico pueda mandarnos lo mejor para nuestra enfermedad.

Tenemos que entender que cada organismo es diferente y responde de distintas a maneras a una sustancia; por eso, el medicamento que le sirvió a un conocido o familiar, no necesariamente me puede servir a mí, y por el contrario puede hacerme mucho daño.

El uso indiscriminado de medicamentos puede desencadenar consecuencias negativas en nosotros: vómito, diarrea, reacciones alérgicas, intoxicaciones, daños orgánicos, adicciones, shock y hasta la muerte. De ahí la importancia de entender que la automedicación es una acción negativa para nuestra salud y la de nuestros conocidos. Debemos recordar siempre que los medicamentos no son inofensivos, tienen efectos adversos graves y se deben usar con responsabilidad. Siempre debemos consultar a un médico para que nos pueda formular lo mejor para nuestra situación, él es el único que puede hacerlo bien.

No es verdad que los medicamentos, mágicamente, curan todo y las campañas publicitarias pueden tener mensajes engañosos que ocultan información importante sobre los riesgos.

Referencias bibliográficas

  1. Chouhan, Kiranbir & Prasad, Dr. Shyam. (2016). Self-medication and their consequences: A challenge to health professional. Asian Journal of Pharmaceutical and Clinical Research. 9. 314-317. 
  2. Bennadi, D. (2013). Self-medication: A current challenge. Journal of Basic and Clinical Pharmacy, 5(1), 19–23. 
  3. Ocan, M., Obuku, E. A., Bwanga, F., Akena, D., Richard, S., Ogwal-Okeng, J., & Obua, C. (2015). Household antimicrobial self-medication: a systematic review and meta-analysis of the burden, risk factors and outcomes in developing countries. BMC Public Health, 15, 742. 
  4. Grigoryan, L., Haaijer-Ruskamp, F. M., Burgerhof, J. G. M., Mechtler, R., Deschepper, R., Tambic-Andrasevic, A., … Birkin, J. (2006). Self-medication with Antimicrobial Drugs in Europe. Emerging Infectious Diseases, 12(3), 452–459. 
Ronda CIEMTO. Curso Adultez.
Medicina Nivel XI.
Universidad de Antioquia.

4 comentarios:

  1. Dentro de los fármacos la automedicación con antibióticos selecciona microorganismos que adquieren resistencia, por lo cual en futuros casos en los que sea necesario usarlos se necesitara medicamentos más potentes, que implican un mayor riesgo de eventos adversos, además de aumentar los costos de los tratamientos o esquemas de medicamentos que podrían darse en casa necesitarían administrarse en un hospital, es importante recordar el estado actual de resistencia bacteriana a nivel mundial lo cual preocupa seriamente a los medicos.



    Referencia.

    Grigoryan, L., Monnet, D., Haaijer-Ruskamp, F., Bonten, M., Lundborg, S. and Verheij, T. (2010). Self-Medication with Antibiotics in Europe: A Case for Action. Current Drug Safety, 5(4), pp.329-332.

    ResponderEliminar
  2. Se necesita más farmacovigilancia y políticas de salud pública que incluyan de manera estricta los medicamentos de fórmula libre, ya que su utilización no está siendo usada con indicación responsable.

    Políticas de seguridad en COLOMBIA

    DECRETO 1782 DEL 18 DE SEPTIEMBRE DE 2014: Por el cual se establecen los requisitos y el procedimiento para las Evaluaciones Farmacológica y Farmacéutica de los medicamentos biológicos en el trámite del registro sanitario.

    DECRETO 0249 - 20 DE FEBRERO DE 2013: Por el cual se establecen requisitos para la importación de medicamentos e insumos críticos por parte de las entidades públicas a través de la Organización Panamericana de la Salud - OPS.

    DECRETO 1954 - 19 DE SEPTIEMBRE DE 2012: Por la cual se dictan disposiciones para implementar el sistema de información de pacientes con enfermedades huérfanas

    DECRETO 2086 - 10 DE JUNIO DE 2010: Por el cual se establece el procedimiento acelerado de evaluación de solicitudes de Registro Sanitario para Medicamentos por razones de interés público o salud pública y se dictan otras disposiciones

    DECRETO 1313 -ABRIL 21 DE 2010: Por el cual se fijan los requisitos y procedimientos para autorizar importaciones paralelas de Medicamentos y Dispositivos Médicos

    BIBLIOGRAFÍA

    SALUD, M. (2018). DECRETOS DE MEDICAMENTOS DE COLOMBIA. Retrieved from https://www.invima.gov.co/farmacovigilancia-invima

    ResponderEliminar
  3. Según la Organización Mundial de la Salud el uso racional de medicamentos se define como su empleo correcto y apropiado. El paciente debe recibir el medicamento adecuado en la dosis indicada, durante un período de tiempo suficiente, al menor costo para él y para la comunidad. En este sentido, la automedicación constituye un inconveniente a esta definición, ya que conlleva consecuencias como:

    • Interacciones entre los medicamentos utilizados (de mayor o menor gravedad dependiendo del caso).
    • Uso de demasiadas medicinas por paciente (polifarmacia).
    • Uso inadecuado de medicamentos antimicrobianos, a menudo en dosis incorrectas, para infecciones no bacterianas.
    • Uso excesivo de inyecciones en casos en los que serían más adecuadas formulaciones orales.

    Además, es importante tener en cuenta que no se debe creer que el uso de medicamentos analgésicos, antipiréticos y antihistamínicos, por ser de
    frecuente prescripción y relativa seguridad, no representa un peligro importante para la vida y la salud, ya que se ha demostrado que el uso
    inadecuado de estos, como por ejemplo los antihistamínicos, interfiere de igual forma en la producción de moco y en el movimiento ciliar del epitelio respiratorio, lo cual favorece la aparición de complicaciones bacterianas en enfermedades respiratorias. O, el ácido acetilsalicílico (aspirina), por ejemplo, ampliamente usado en todo el mundo como antipirético en niños, puede llegar a ser causa de enfermedades como el síndrome de Reyé, el cual implica un daño cerebral (encefalopatía) y daño hepático de causa desconocida si no se conoce la etiología del proceso febril.

    Referencias:

    - Dahir Candela, Hernandorena Carolina, et al. La automedicación: un determinante en el uso racional de medicamentos. [En línea]. Disponible en: https://www.fundacionmf.org.ar/visor-producto.php?cod_producto=4584

    - Organización mundial de la salud. Promoción del uso racional de medicamentos: componentes centrales - Perspectivas políticas de la OMS sobre medicamentos. No. 05, septiembre de 2002. [En línea]. Disponible en: http://apps.who.int/medicinedocs/es/d/Js4874s/2.html

    ResponderEliminar
  4. Por favor tener en cuenta las definiciones para automedicación y autoprescripción porque al parecer las asumen en este reporte como iguales,la primera de estas palabras tomaría relevancia en el nuevo modelo de APS del país.

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario!