lunes, 16 de mayo de 2016

Glifosato por vía terrestre en erradicación de cultivos ilícitos

Desde el 2015 a través de medios se ha controvertido mucho acerca del uso de Glifosato en la erradicación de cultivos ilícitos en Colombia, es importante entonces conocer primero de que se trata esta sustancia y porque se controvierte.

El Glifosato es un plaguicida tipo herbicida post emergente es decir que solo afecta a la planta cuando ya ha florecido; es no selectivo por que ejerce su efecto en todas las plantas; se absorbe por las hojas de las plantas, se distribuye por la savia, ejerce su acción herbicida a través de la inhibición de una enzima, enol-piruvil-shikimato-fosfato-sintetasa (EPSPS), impidiendo así que las plantas elaboren tres aminoácidos aromáticos esenciales para su crecimiento y supervivencia. Debido a que la ruta metabólica del ácido shikímico no existe en animales, la toxicidad aguda del glifosato es baja. El glifosato puede interferir con algunas funciones enzimáticas en animales, pero los síntomas de envenenamiento sólo ocurren con dosis muy altas; en humanos una ingesta de 85 ml puede ocasionar síntomas tóxicos. Sin embargo, los productos que contienen glifosato también contienen otros compuestos que pueden ser tóxicos.

La mayoría de sus fórmulas comerciales incluye una sustancia química, surfactante. Por lo tanto no solamente habría que tener en cuenta la toxicidad del glifosato solo, sino también la de estos productos surfactantes, por lo tanto la variabilidad comercial de este herbicida es también variable en toxicidad de acuerdo a su composición. La formulación herbicida más utilizada (Round-Up) contiene el surfactante polioxietileno-amina (POEA), ácidos orgánicos de glifosato relacionados, isopropilamina y agua. La EPA (Agencia de Proteccion Medioambiental) reclasificó los plaguicidas que contienen glifosato como clase II, altamente tóxicos, por ser irritantes de los ojos; la OMS en varios estudios con conejos, los calificó como "fuertemente" o "extremadamente" irritantes. Sin embargo el Round-up está clasificado en la categoría más baja de toxicidad que es la banda verde [categoría toxicológica IV: Ligeramente tóxico; DL50 Oral Ratas (Solido): >500 mg/kg; (liquido): > 2000 mg/kg. DL50 Dérmica Ratas: (Solido >1000 mg/kg; (liquido): > 4000 mg/kg]. En humanos, la absorción del glifosato solo es muy baja por la ruta inhalatoria, dérmica y conjuntival (< 5%); sin embargo por el tracto gastrointestinal puede absorberse en un 30% de este producto, pero se sabe poco del comportamiento en humanos de las otras sustancias presentes en las preparaciones comerciales como los surfactantes; los síntomas de envenenamiento incluyen irritaciones dérmicas y oculares, por vía oral  náuseas, dolor abdominal, pérdida masiva de líquido gastrointestinal, vómito, mareos, sangrado digestivo y en los casos más graves edema pulmonar, descenso de la presión sanguínea, reacciones alérgicas, pérdida de conciencia, destrucción de glóbulos rojos, electrocardiogramas anormales y daño o falla renal.

En Colombia la preparación de glifosato que se usaba en el programa de erradicación de cultivos ilícitos por aspersión aérea de acuerdo a lo reposado en la página del Observatorio de Drogas de Colombia contenía 44% de Glifosato; 55% de agua, 1% Cosmoflux, no se relaciona la presencia de POEA. En marzo de 2015 la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) emitió comunicado en el que clasificaba al Glifosato como probablemente carcinogénico para humanos (Grupo 2A), esta categoría se utiliza cuando hay pruebas limitadas de Carcinogenicidad en humanos y pruebas suficientes de Carcinogenicidad en animales de experimentación; la evidencia limitada significa que una asociación positiva se ha observado entre la exposición al agente y el cáncer pero que otras explicaciones para las observaciones (llamada de azar, sesgo o confusión) no se puede descartar. Por información de medios en el 2015 el gobierno Colombiano suspende  la erradicación de cultivos ilícitos mediante aspersión aérea con Glifosato, inclusive esta  aspersión aérea tenia establecido un programa de vigilancia si se presentase una situación presumiblemente relacionada con la aspersión aérea con Glifosato de estos cultivos de coca el cual reposa en la página del ODC; según reportes periodísticos en la primera semana de mayo de 2016 el Consejo Nacional de Estupefacientes avala la fumigación terrestre con Glifosato, acorde con estos antecedentes surgen unas dudas.

-        - No se ha tenido en cuenta el comunicado de la IARC en cuanto a Carcinogenicidad y que motivaron a la suspensión aérea en el 2015?
-        - Desde el punto de vista de salud de los que apliquen de forma terrestre el herbicida, se les garantizará una aplicación segura del herbicida evitando riesgos de intoxicaciones dados por uso inadecuado de elementos de protección personal y condiciones de seguridad laboral inadecuadas?
-       -  Se mantendría la misma preparación  44% de Glifosato; 55% de agua, 1% Cosmoflux, con lo que el programa de erradicación de cultivos ilícitos con glifosato soportado en la ODC informaba efectos esperados solo de: Escasa posibilidad de absorción. Molestias estomacales leves, irritación ocular, Ligera irritación garganta, tos, leve irritación dérmica, mínima absorción corporal?

A la luz de estos interrogantes concluyo que la erradicación terrestre incluiría un riesgo ocupacional para los trabajadores que apliquen el glifosato, reduciría la aparición de accidentes ya que se puede limitar y circunscribir mejor la aplicación del herbicida no afectando áreas de cultivo legales, pero se mantendría el  riesgo en salud emitido por IARC  tras exposición crónica de estos trabajadores.




Sara Margarita Lastra Bello
Médica Magister en Toxicología. 
Especialista en Adicciones
Unidad de Telesalud - CIEMTO
Facultad de Medicina
Universidad de Antioquia


5 comentarios:

  1. Es muy interesante mencionar que el glifosato es un herbicida organofosforado NO inhibidor de la enzima acetilcolinesterasa y que tal como se mencionó en el artículo, aunque es una sustancia con baja toxicidad por sí misma, sus coadyuvantes podrían ser cancerígenos en seres humanos. Por lo anterior para una persona que trabaje con dicha sustancia se sugieren las siguientes medidas de protección:
    - Protección de cabeza
    - Lentes de protección
    - Protección respiratoria
    - Botas
    - Guantes protectores
    - Traje protector
    - Todo lo anterior en buenas condiciones y de la talla adecuada.
    - Antes de quitarse guantes y botas, lávelos para evitar auto-contaminación
    - Las prendas deben ser lavables
    - Siempre siga las instrucciones y recomendaciones de la etiqueta del plaguicida.
    En caso de exposición al plaguicida:
    - Llame al médico o ambulancia, proporciónele toda la información necesaria (lleve el frasco del plaguicida, si es posible).
    - Lleve al paciente a un lugar ventilado, no contaminado
    - Lave con abundante agua la piel contaminada
    - La persona que ofrezca los primeros auxilios debe evitar la auto-contaminación.

    En caso de más información, recomiendo la siguiente bibliografía:
    - Organización Mundial de la Salud. Prevención de los riesgos para la salud derivados del uso de plaguicidas en la agricultura. 2004. En línea. Disponible en: http://www.who.int/occupational_health/publications/es/pwh1sp.pdf

    ResponderEliminar
  2. Brayan David Sánchez Zapata9 de mayo de 2017, 22:14

    Me parece importante resaltar como nuestros campesinos no son cuidados por nuestro gobierno, siendo estos parte fundamental de la pirámide social que constituye el país, todo esto claramente va en sentido de las pobres políticas de apoyo y protección social.
    La erradicación manual con glifosato, es un asunto de importancia, ya que son muchas las personas que se ven expuestas a estos compuestos , teniendo en cuenta que la mayoría de estas, hacen parte de poblaciones vulnerables. Es por esta misma razón que la protección debería ser más acuciosa, ya que es la salud de un sector de la población que no tiene el apoyo, ni las atenciones adecuadas en salud.
    En este sentido es importante tener en cuenta que tan efectivos son los elementos de protección utilizados. Es interesante ver algunos datos que se han analizado localmente. En un estudio se incluyeron en el estudio 112 personas habitantes de zonas donde fue aplicado el Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos con Glifosato, en 12 municipios de 8 departamentos. A las 112 personas entrevistadas se les realizó una encuesta y se les recolectaron muestras biológicas.
    En el estudio hicieron una relación de variables con los niveles de glifosato y su metabolito, ácido amino-metilfosfónico en orina, con el uso de los elementos de protección personal y las medidas de higiene industrial, como: cambio de ropa y ducharse el cuerpo al finalizar la jornada laboral, lavarse las manos antes de ingerir los alimentos y consumir alimentos en el sitio de trabajo, entre otras. Aunque son 56 las personas que refirieron el uso manual de plaguicidas, a tres de ellas no fue posible analizarles glifosato y el ácido amino-metil-fosfónico en orina, por lo que el análisis se efectúo con 53 personas. Para la determinación del ácido amino-metilfosfónico cuantificado en orina se encontró una asociación entre esta variable y el no uso de tapabocas desechable, al igual que con el uso de camisa manga larga.
    Respecto a la capacitación sobre el manejo seguro de los plaguicidas, sólo 11 (19,6%) de los que utilizaban plaguicidas refirieron haberla recibido alguna vez en su vida. Entre las 56 personas que utilizaban plaguicidas, 55,4% tenía la costumbre de almacenarlos fuera de la casa, 23,2% lo guardaba dentro de la casa y 21,4% disponía de un área exclusiva para su almacenamiento. Los recipientes fueron destinados para almacenar agua, 1,8%; quemados, 35,7%; enterrados, 16,1% ; utilizados para guardar otros plaguicidas, 7,1% ; botados a campo abierto, 35,7% , y un porcentaje bajo, 1,8% , arrojados al agua. La protección personal era precaria. Del total de personas que utilizaban plaguicidas, 96,4% no empleaba uniforme en esta actividad; la labor de fumigación la realizan con la misma ropa de uso diario. No se reportó protección ocular con visores o monogafas; sólo el 5,4% usaba protección en los miembros superiores (guantes cortos), 7,2% refirió tener alguna protección respiratoria con tapabocas o mascarilla y, para la protección del cuerpo, 5,4% empleaba camisa; el elemento más utilizado fueron las botas de caña alta y caña baja, 66,1% .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brayan David Sánchez Zapata9 de mayo de 2017, 22:16

      Continuación

      Ante estos hallazgos, es claro que la erradicación manual con glifosato representa un riesgo para los campesinos que manipulan el producto, ya que por las condiciones climáticas, laborales o culturales muchos no usan la protección adecuada, en este sentido la exposición crónica a un probable cancerígeno como es el glifosato, puede resultar en consecuencias perjudiciales para parte del sector campesino. En consecuencia, al gobierno no escuchar el riesgo en salud emitido por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer como probablemente carcinogénico para humanos (Grupo 2A)
      Todo esto es importante ya que, aunque se haya demostrado en zonas arroceras del Tolima riesgo medio para el ambiente y que el glifosato no pasa a los alimentos, la exposición directa durante la erradicación manual, puede generar niveles en orina, que crónicamente pueden representar un potencial riesgo cancerígeno.
      Bibliografía:
      • Evaluación de los efectos del glifosato y otros plaguicidas en la salud humana en zonas objeto del programa de erradicación de cultivos ilícitos. Revista Biomédica 2009 http://www.scielo.org.co/pdf/bio/v29n3/v29n3a14.pdf
      • Destino ambiental del glifosato en una zona arrocera del Tolima, Colombia. UNAL. http://www.bdigital.unal.edu.co/7585/1/7797036.2012.pdf

      Eliminar
    2. Bryan, muchas gracias por consultar nuestras publicaciones

      Eliminar

Déjanos tu comentario!