lunes, 22 de diciembre de 2014

Intoxicación por Metanol

CONSUMO DE LICOR ADULTERADO
INTOXICACIÓN POR METANOL

Las intoxicaciones por esta sustancia se hacen más frecuentes en épocas donde el consumo de alcohol aumenta debido las festividades, no podemos olvidar que navidad es considerada la época del año en la que mas celebraciones y por tanto consumo de licor se tiene.

La siguiente revisión tiene como objetivo dar un enfoque general que logre prevenir tanto al personal de salud como a la ciudadanía sobre este tipo de intoxicación, llevando así a un reconocimiento temprano y por consiguiente a una consulta y  tratamiento oportuno. El metanol también es conocido como alcohol de madera, carbinol o alcohol de cocina.

Es ingrediente común en muchos productos industriales y domésticos (metilaminas, formaldehido, solventes, removedores de pinturas, soluciones de limpieza, resinas, adhesivos, anticongelantes, productos fotográficos y otros). Las intoxicaciones producidas por el metanol son consecuencia de su utilización fraudulenta en bebidas alcohólicas en sustitución del etanol o por deficiencias en el proceso de destilación, lo que ha dado lugar a intoxicaciones epidémicas.

La principal causa de intoxicación aguda en la población general adulta ocurre principalmente por el consumo de licor adulterado; no obstante, su venta libre, fácil acceso, bajo costo (es tres veces más económico que el alcohol etílico) y capacidad de producir similares efectos embriagantes al etanol, hacen de él una sustancia ideal para la adulteración de las bebidas alcohólicas.

La susceptibilidad a los efectos tóxicos del metanol es variable, pero la ingesta de una pequeña cantidad (15 a 30 ml al 100%), puede dar lugar a una intoxicación grave.

El intervalo entre la ingesta y la aparición de las manifestaciones clínicas es variable (de pocos minutos hasta 72 horas). En la mayoría de los casos los síntomas iniciales (embriaguez, somnolencia y vértigo) se siguen de un periodo asintomático, especialmente si el metanol se ingiere mezclado con etanol.

El paciente presenta síntomas de embriaguez, percibidos como un “guayabo” más intenso de lo usual, presentando dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómito, incoordinación motora y depresión leve del sistema nervioso central. Posteriormente Los pacientes presentan gran variedad de síntomas, entre los cuales se destacan náuseas, vómito, dolor abdominal tipo cólico, dolores musculares, diarrea en menor proporción, puede presentar además dificultad respiratoria, alteraciones del sistema nervioso  y desarrollo de desórdenes visuales.

Si el paciente no recibe tratamiento, el cuadro progresa y se presenta ceguera, colapso circulatorio, convulsiones, coma y muerte debido a falla respiratoria.


El diagnostico se realiza por el antecedente o sospecha de exposición a la sustancia y el  cuadro clínico compatible con la intoxicación aguda por metanol. La confirmación se obtiene mediante la determinación de niveles de metanol en sangre o niveles de formaldehido y ácido fórmico en orina/sangre.


En caso de sospecha de intoxicación por metanol se debe consultar de inmediato al servicio de urgencias más cercano, donde requerirá valoración especializada.

El tratamiento debe estar dirigido a reducir al máximo la formación de los metabolitos tóxicos del metanol, lo cual se logra con la administración de etanol.

Se recomienda además la administración de ácido fólico y según estado clínico hemodiálisis.


Para consulta y orientación con médicos especialistas en caso de intoxicación por metanol u otras sustancias comuníquese a nuestra línea  300 303 8000

1 comentario:

  1. Cordial saludo,
    Una publicación muy interesante y más en estas festividades a lo largo del país.
    Tengo una duda: en el país se pueden adquirir ampollas de etanol absoluto? O generalmente el tratamiento se realiza con bebidas alcohólicas con altas cantidades de etanol (aguardiente entre otros) y como se calcularía la dosis adecuada para el paciente?
    Gracias!

    ResponderEliminar

Déjanos tu comentario!